10 señales de que eres un líder excelente

¿Qué lo convierte en un gran líder? Esta pregunta se ha hecho muchas veces, y probablemente no haya una respuesta definitiva. La marca de un buen líder se puede encontrar de muchas maneras, y si no está seguro de estar ejerciendo su liderazgo correctamente, esté atento a estas diez señales que le indican si está yendo por el camino correcto:

1. Tu gente acude a ti en busca de ayuda

La mayoría de las veces, lo que las personas buscan en su líder es que sean accesibles, alguien a quien puedan pedir ayuda. Pregúntate si eres esa persona para tu equipo. Una de las marcas de un verdadero líder es ser accesible. Sea la persona a la que acuden para cuando tengan problemas y, lo más importante, sea confiable.

2. Estás tranquilo y sereno

Una de las mayores debilidades de un líder es su temperamento. Pregúntese si es el tipo de persona que mantiene la calma durante situaciones estresantes o si huye en el momento en que presiente problemas. Mantener la compostura es uno de los mejores rasgos que puede tener un líder, y no es algo que a menudo se vea. La próxima vez que su equipo se equivoque cuando realiza sus funciones o si sus clientes le están gritando, trate de mantener la calma porque, como dice el dicho, «un buen servicio al cliente cuesta menos que un mal servicio al cliente.».

3. Aceptas las crititcas

Todos cometen errores, y el líder no es la excepción. Lo que debe tenerse en cuenta es cómo el líder maneja sus errores señalados y qué tan bien responden a las críticas constructivas. Es fácil dejar que tu ego obtenga lo mejor de ti e ignorar los comentarios de otros, pero si quieres ser un buen líder, siempre mantén una mente abierta y acepta las críticas con una actitud positiva.

4. No evades las malas noticias

Probablemente te hayas encontrado en una situación en la que tengas que darle malas noticias a tu equipo o ser honesto cuando alguien te pida tu opinión. ¿Cómo manejas esas situaciones? ¿Cómo envías comentarios sobre el desempeño de tu equipo? Ser directo es una de las mayores señales de un buen líder. Ya sea tu colega o incluso tu mejor amigo, deberías poder dar malas noticias sin endulzarlo. Sé franco, pero no feroz.

5. Exudas positividad

Todos necesitan sentimientos positivos de los demás, y más aún en el lugar de trabajo, donde la presión y el estrés son suficientes para drenar toda su energía. Pregúntese si es el tipo de persona que siempre busca un lado positivo incluso en situaciones difíciles y si es el tipo de persona que lleva la positividad y la difunde por todas partes. Un buen líder sabe cómo mantener a su equipo motivado con la cantidad justa de energía. The Harvard Business Review y Gallup Polls han concluido de sus encuestas que el 50% de la fuerza laboral no está interesada en ir a trabajar independientemente de los beneficios proporcionados si sienten que no se cuida su bienestar emocional. Un buen líder no solo tiene una perspectiva positiva, sino que también comparte esa positividad con los miembros de su equipo. Después de todo, un lugar de trabajo positivo arrojará resultados positivos. 

6. Puedes manejar bien la responsabilidad

La responsabilidad y la rendición de cuentas van de la mano cuando se trata de ser un buen líder, y una de las cualidades de un buen líder es saber cuándo dar un paso adelante y asumir la culpa. Sepa ponerse a la cabeza de su equipo, especialmente cuando hay una mala situación en su camino. Aprenda a ser responsable de los errores de su equipo y de los suyos. Y lo más importante, sepa cuándo dar la cara y asumir la responsabilidad que se espera de usted. No puedes relajarte mientras tu equipo trabaja duro.

7. Eres un buen oyente

Como se mencionó anteriormente, una de las marcas de un buen líder es ser de mente abierta. Sobre el mismo tema, un buen líder también debe ser un buen oyente. Nadie quiere un perro viejo al que no se le puedan enseñar nuevos trucos. Un buen líder debería ser capaz de asimilar nuevas ideas y escuchar los cambios. 

8. Usted da crédito donde es debido

A todos les encanta recibir una buena palmada en la espalda por el trabajo que han hecho bien, y en un equipo esto podría ser la mayor fuerza impulsora para que sus miembros se entusiasmen por venir a trabajar. Para ser verdaderamente apreciado como un buen líder, asegúrese de dar crédito donde se debe, para apreciar y recompensar el trabajo duro.

9. Conoces a tu equipo

A veces es fácil desconectarse de su equipo después de que se le ha asignado una posición de liderazgo, y esto podría afectar el rendimiento de su equipo porque para poder mantenerlos haciendo lo mejor posible, necesita saber cómo trabajan y cuales son sus fortalezas. Una encuesta realizada por Deloitte mostró que un lugar de trabajo inclusivo aumenta el rendimiento del equipo en un 17% y la colaboración del equipo en un 29%. Entonces, para ser un buen líder, debes conocer y comprender a tu equipo. Con herramientas de comunicación instantánea como Zoho Cliq, puede reunir a su equipo en una sola plataforma, reducir las barreras de comunicación y construir una cultura de trabajo inclusiva.

10. No mandas, lideras

Hay una diferencia considerable entre ser un jefe y ser un líder. Es fácil detectar un jefe. Un jefe es alguien que «administra» su equipo, mientras que un líder es alguien que sabe cómo llevar al equipo hacia adelante mientras administra el trabajo al mismo tiempo. Es fácil de microgestión y aún más fácil de manejar. Pregúntate si te las arreglas o si lideras. Son las pequeñas cosas las que marcan la diferencia.

Así que ahí lo tienes, 10 señales para saber si estás haciendo bien tu liderazgo. Es difícil reducir las amplias habilidades y desafíos del liderazgo a solo 10 puntos, pero si te encuentras asintiendo de acuerdo con la mayoría de los puntos mencionados, ¡felicidades! Estás en el camino correcto.