Tiempo de Lectura: 4 min

Todos hemos pasado por eso. Es difícil de decir adiós a los suscriptores que pierdes cada cierto tiempo. Tus esfuerzos para traer contactos y nutrirlos es recomendable, pero si sientes una punzada cada vez que un contacto cancela la recepción de tus emails, necesitas leer esto. La cancelación  de recepción de emails hace más bien a tu empresa de lo que crees.

  • Qué pasa cuando alguien cancela la recepción de correos?

Cuando un contacto no quiere recibir tus correos más, su única fuente de separación es el botón de “cancelar suscripción”, o el link que provees en tus emails. Y tan pronto como alguien cancela la suscripción, dejan de comunicarse contigo.

  • Por qué alguien cancelaría su suscripción?

Una lista grande de mails no asegura que todos estarán interesados en tu marca o tus emails atraerán la mayor cantidad de emails abiertos. Más seguro que no, incluso tu lista más grande de mails sufrirá de ataques de suscripciones canceladas. Hay muchas razones para que los contactos se den de baja: 

  1. Su área de interés a cambiado con el pasar del tiempo
  2. No quieren saber noticias sobre ti 
  3. Prefieren la oferta de la competencia
  4. No están seguros de a que se suscribieron
  5. Sientes que les estás mandando “Spam”

Y mientras estás obligado a aceptar su decisión, de hecho puede ser bueno para tu marca a largo plazo. Hay algunas verdades sorprendentes que te pueden hacer ver las bajas de una manera diferente.

  • Promueve el marketing responsable

La mejor parte sobre el “email marketing” es la habilidad de abstenerse a las regulaciones del marketing que lo atañen. Con toda la estricta seguridad alrededor de la información de clientes y el procesamiento, la cancelación de suscripciones te ayuda no solo a seguir las leyes sino además a respetar la decisión del receptor de terminar la línea de comunicación. 

Ultimadamente esto te guía al marketing basado en permisos, es decir, el acto de ser transparente sobre los motivos de tu “email marketing”, ayudando a los receptores a encontrar valor en tu compromiso, y después seguramente añadiendoles a tu lista de contactos.

  • Mejora la higiene de la lista

No te preocupes por la disminución de números, en cambio, mira cómo de saludable está tu lista de mails, después de deshacerte de cada suscripción cancelada. A veces, la gente cancela su suscripción para bien, y estos quizá sean los que no aceptan a tu marca y a sus ofertas. Además, con quejas sobre spam de grupos sin interés, y rebotes de dirección de correos incorrectos, es mejor quitar esas entradas de tu lista y después ver tu tasa de rebotes y spam desplomarse.  

Mide el éxito de tu “email marketing” contando tus contactos fidenignos, no las carpetas de entrada congestionadas y receptores indiferentes.

  • Descubre información valiosa

Con cada suscripción, puedes aprender más sobre las preferencias de tus contactos. Asegúrate de recolectar comentarios de retroalimentación o su razón para optar por ello, pues siempre puedes trabajar en los estamentos de tus contactos como tus puntos débiles. 

La información que recolectas antes de que la gente se vaya pueden ayudarte a conocer los problemas de tus contactos, y prever futuros problemas de comunicación y compromisos irrelevantes en el extremo de su marca. Echa un vistazo a cómo de fácil esto puede se puede llevar a cabo usando Zoho Campaigns.

  • Ahorra en energía y costos

Configurando un email, workflow, o incluso una lista de mails segmentados puede ser un trabajo tedioso, y necesita ser hacerse bien para un proceso fluido de “email marketing”. Cuando alguien cancela una suscripción, simplifica tu trabajo, ayuda a tu canalizar tu energía y tiempo en cosas que necesitan mayor atención. Ya no necesitarás utilizar energía y después ver cómo se va por la tubería. Eventualmente, pues solamente los contactos interesados quedan en tu lista, tendrás un mayor y enfocado objetivo con una saludable tasa de correos abiertos. 

  • Reenfoca tu estrategia de “branding”

Quizás mandando cuatro campañas por semana no funcionó; el segmento de la audiencia a la que te enfocaste fue muy genérica; los workflows no eran lo suficientemente dinámicos. Estas son algunas cosas que reflejan en cada suscripción cancelada. Una vez que identificas que no funcionó con tu marca, o que es lo que fue mal, puedes reconstruir tu estrategia de campaña y volver a trabajar en el patrón del envío de mails. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.